Huelga de Tranvías 1951-El amigo Juan cumple 90 años»De la Cataluña antifranquista a la República Catalana»-Cap.XVI

Jose Molina Ayala Historias de la ciudad, Relatos 2 Comments

 

José Ramón siempre tuvo el interés de saber como recibieron los militantes veteranos del Partido Comunista de España y del PSUC la caída de la URSS, hombres y mujeres que dedicaron muchos años de su vida a la militancia comunista y que la URSS era un referente.

  • ¿Cómo te sentiste cuando se derrumbó la URSS como un castillo de naipes?
  • Fue un golpe fuerte. Primero por lo que eso representaba para nosotros. Para nosotros la URSS era el futuro de la sociedad. Y claro un golpe así duele. Por otra, mucha gente se fueron infiltrando en el Partido, y fue debilitando sus principios de origen ideológico, y fue más fácil hacer lo que hicieron.
  • ¿El derrumbe de lo que era una de las referencias del futuro socialista fue duro?
  • Claro que fue duro, yo cuando vi la foto de Yeltsin, ese que era un corrupto, que se subió al tanque, ya me di cuenta que eso estaba hecho.
  • Lo que analizábamos antes, si se había derrumbado tan fácilmente, es que las cosas no se habían hecho bien.
  • Eso ya venía de tiempo, la carcoma.
  • Pero a pesar de la frustración nuestro amigo Juan, ha continuado luchando por una sociedad mejor. ¿Qué es lo que te ha mantenido vivo para continuar la batalla contra los más poderosos.
  • Lo que más me ha mantenido, lo que yo aspiro, lo que yo creo, lo que yo he depositado siempre es la confianza en el ser humano. Al ser humano hay que tratarlo bien y te comprende. Si lo tratas bien no te engaña nunca. Yo he pensado eso por un lado, por otro lado, también muchas veces he estado siempre analizando comportamientos de mucha gente, que a veces digo que estoy hablando aquí con un patrón y este patrón tiene que ser un trabajador porque tiene mejor comportamiento de humanidad que el trabajador.
  • ¿Tú crees en el ser humano aunque sea patrón si tiene buena conciencia?
  • Si porque esa persona se puede amoldar a unas circunstancias, una buena distribución. Un hombre que tiene todo el poder y no lo utiliza para su objetivo personal, te demuestra que es un hombre que tiene sentimientos. Pero hay que tener vigilancia, no te puedes fiar de nadie, es triste, yo no creo en la familia, respeto la familia, pero yo creo en las personas, en su comportamiento, yo tengo esa confianza en el ser humano ¡no somos animales joder!
  • Estamos de acuerdo, no hay transformación social y política sin considerar al ser humano. La confianza que siempre he tenido en ti, ha sido porque has tenido la visión del trato en las relaciones humanas. Si hay un comunista que en las relaciones humanas no vea claro el respeto y la dignidad, por muy comunista que se quiera otorgar no funciona.
  • Inclusive estando en una guerra tienes que tenerlo siempre en consideración no equivocarte, aunque en una guerra cambia todo, pero hay que tener al ser humano en consideración, no equivocarte.
  • Lo que estás diciendo a mí me parece loable, es que no hay transformación social sin la transformación de la persona en sí, en cuanto a los conceptos de las relaciones humanas.
  • ¿Qué piensas sobre la situación actual en España y Europa con el retroceso de los derechos sociales en los  avances y conquistas que costó tantos años y ahora se van quedando atrás?
  • Esas son las consecuencias de las carencias que hemos tenido los dirigentes de no haber tenido esa vigilancia revolucionaria. Digo vigilancia revolucionaria, pero dile sabiduría, dile lo que quieras, haber preparado a la sociedad, ser responsable de sí misma. Es muy difícil pero hay que hacerlo, y eso se hace, mira el ejemplo me lo dio mi hijo, yo siempre estaba con él picado un poco, estaba picado por la cuestión de la cultura, la letra menuda, le decía que a los intelectuales no los veía como antiguamente, él me daba a entender que la época era distinta, pero que él estaba en su sitio haciendo su labor y eso es lo que yo no entendía a veces y eso me ayudó a mí a desarrollar mejor y entender mejor las cosas.

Juan se refería a su hijo Coloman que con esfuerzos estudió Psicología y murió joven de un infarto.

  • ¿Juan el retroceso de los avances ha sido provocado por la caída de la URSS?
  • No estoy de acuerdo, no se trata de eso. La explotación va cambiando de táctica, de muchas maneras y en la explotación entra la política y la política es lenguaje también. Y la misma sociedad los va recogiendo. ¿Cuándo se ha visto esas agresividades de hacer estas locuras que se están haciendo? Eso antes era un infierno, hoy no, la sociedad era para que estuviera a otro nivel. Por todo lo que ha pasado en el mundo, ha habido errores, la 2ª Guerra Mundial, los campos de concentración, cuando los quemaban. Y es cuestión de educación y de principios.
  • ¿Entonces tú crees que los retrocesos de los derechos sociales no es porque haya caído la URSS, sino porque el capitalismo se adapta a todas las circunstancias, a través de su propio lenguaje y domina de otra manera?
  • Domina de otra manera, claro
  • La gente no tiene capacidad de respuesta
  • Daniel: ¿Cómo ves el fenómeno de que no solo aquí en Cataluña, sino en todo el Estado Español, en Francia, en otros lugares, gran parte de la clase obrera o asalariada, que no se reconoce como tal, tú la entrevistas ¿Usted es obrero? Y te dice, ¡No yo soy clase media!. Esas barriadas populares que históricamente, Francia por ejemplo, Italia, votaban comunistas, opciones revolucionarias acaben votando ultraderecha. ¿Cómo te explicas ese giro de la población?
  • Yo creo que es la misma descomposición del sistema capitalista, porque la tierra da para todo el mundo, tiene recursos y los avances tecnológicos ya se está demostrando. Lo que pasa es que las ideas cada vez son más malignas. En la misma burguesía salen elementos que están ahí, y los van introduciendo en la sociedad. Ellos tienen todos los medios, tienen el dinero, tienen el aparato, lo tienen todo y lo van introduciendo, no dejan despertar al pueblo, el pueblo está durmiendo todavía. Un pueblo que no conoce su historia como España.Tú coge a un chaval y le preguntas que pasó en España en el año 1931, lo de la República y no saben nada. Y preguntas a los mayores y menos. Son zoquetes pero perdidos. Usted tiene que poner de su voluntad. Yo no sabía leer ni escribir, por la guerra tuve que ir al campo, aprendí de uno y de otros. He recurrido a mi hijo para que me corrija las faltas de ortografía. Yo no había ido a la escuela, los bombardeos no te lo permitía. Estaba en el campo.
  • ¿Juan recuerdas la huelga de los tranvías del año 1951?
  • Claro que me acuerdo
  • ¿Participaste?
  • Joder, claro, vaya si participé. Nuestra fábrica no nos dejaba plegar. Nos subimos al terrado y llamemos a un grupo de chicas que hacían de piquete. Empujaron la puerta y la rompieron. Y el encargado, no futeu, no futeu, sortirán tots pero no futeu. Y salimos todos. Salimos en piquete. Aquí había una inquietud en Barcelona de muchas injusticias que nos hacían y una de ellas era lo de los tranvías. Cuando salimos de allí, ya nos fuimos directos al Pueblo Seco a la Fábrica de galletas, al Mercado Sant Antonio y por allí nos fuimos a la Plaza Universidad, a la calle Pelayo hasta la Plaza Cataluña.
  • ¿Quién convocó la huelga?
  • Había muchos convocantes, mucha gente, ya te prepararé las octavillas que tengo.

 

  • ¿Qué piensas sobre el conflicto entre Cataluña y el Estado español?
  • Aquí manda la burguesía catalana. La burguesía española y la catalana hay pocas diferencias, el mismo sentir, la pela es la pela. Entonces, aquí lo que más daño hace son los sectarismos. Porque hasta hace poco no habían problemas, con la lengua no había problemas, nos llevábamos la mar de bien, lo mismo hablar catalán como el castellano, esto lo han generado ellos mismos. El Rajoy fue uno de los culpables. ¿Por qué no autorizó el referéndum? Si da el referéndum ganamos nosotros, gana el pueblo, lo que hubiera elegido el pueblo es lo que vale y yo creo que en aquellos momentos el pueblo no se hubiera roto, como se ha roto.
  • ¿Tú estás de acuerdo que se hubiera hecho el referéndum?
  • Yo sí. Lo que no se puede hacer es prohibirle a uno el derecho de libertad. Se ha embolicado tanto que es muy difícil desenvolver esa bobina, muy difícil, se ha roto la familia, ha llegado hasta crear odios, hay personas que ni te saludan. ¡Yo que te hecho a ti! Yo he luchado por Cataluña.
  • ¿Quién no te saluda?
  • No…gente que te conoce, están tocados.
  • ¿Quién están tocados?
  • Los yayoflautas vamos a la Plaza Universidad, a los mercados por la cuestión de la vejez, sanidad, estas cosas. Y había una mujer muy mayor, catalana, catalana y la hija estaba al lado. Y dijo, ¡No, no, jo no vui! Jo vui la República Catalana. Yo hablándole en catalán ¡Escolti, només le dic si está d’acord en una sanitat pública millor!. Jo vui la República Catalana, decía Y de ahí no la sacabas. Hay mucha gente. Todo lo que sea romper, no. Lo que se rompe cuesta mucho trabajo rehacerlo.
  • ¿Cuándo dices de romper a que te refieres?
  • Romper el esquema. Yo no estoy de acuerdo en que se vaya Cataluña. Yo estoy de acuerdo como la URSS que había todo como una confederación.
  • Tú estás de acuerdo que se haga un referéndum .¿Que hubieras votado?
  • Yo hubiera votado que no estoy de acuerdo con la separación de Cataluña. No estoy de acuerdo con la independencia. La independencia no trae nada. Yo respeto a todos. En relación con esa mujer que te hablaba, era el fanatismo que tenía ella, porque yo viví la república.
  • ¿Qué opinas del juicio contra los independentistas?
  • No estoy de acuerdo que los hayan metido presos, son personas como los demás. No está la situación para eso. El referéndum lo tenían que haber hecho antes, al principio.
  • Estoy por la República Catalana y la República Española
  • Yo también estoy por la III República
  • Daniel: ¿Cómo ves el futuro a mediado plazo de aquí a 4 o 5 años? ¿Cómo ves el estado español?
  • Creo que hay que mirar a Europa, ya los que mandan son los europeos. El futuro de aquí lo veo difícil hay mucha ignorancia. Este es un barrio que tiene 170 mil habitantes, y tiene 92 peñas. Hay mucho trabajo asociativo, pero carece de eso. El ser humano tiene que tener unos principios.
  • Daniel: Me refiero al futuro político a corto plazo. ¿Tú crees que en España el franquismo o lo que quedó del franquismo, esta derecha que cada vez se ve más fuerte en Andalucía y todo eso?. ¿Como ves ese retroceso en el Estado español?, porque primero una de las cosas que sobresale la vuelta de la derecha en tres cabezas que se disputarán quien es más de derechas. Por otro lado nos damos cuenta los que viajamos fuera de Cataluña el anti catalanismo es muy fuerte en la sociedad española. Yo lo he vivido en primera persona y pienso que cualquiera que va al pueblo lo vive. Entonces ¿Cómo ves ese fenómeno?
  • Hay unos elementos que para mí son fundamentales. Primero, el paro que hay, eso influye mucho a nivel personal de cualquier individuo. Y quieras que no eso le quita la movilidad para tirar para adelante. Segundo, falta de preparación, hay que preparar a la gente. Estoy cansado de decirlo. Ahora los yayoflautas vamos a las puertas de los mercados, como hacían los testigos de Jehová, pero explicándoles lo de la sanidad, y tener que ir explicándoles. Allí en la puerta del Valle Hebrón cada miércoles nos reunimos. Y todo esto lo tienes que hacer así, es cuestión de preparar a la gente, sino la preparas no tienen nada. Es muy difícil, yo sé que es muy difícil coger una persona de 30 o 40 años y meterle la cuchara para que coma. Tienes que alimentarla.
  • Ellos tienen la TV.
  • Eso fue la perdición nuestra, aquí te han metido lo más malo que hay. Se ha metido en tu casa y no puedes hablar. Según qué casas no puedes hablar, porque la novela, porque lo otro. Me pasa a mí cuando voy a casa de mi hijo. El cómo no ve la tele en toda la semana, tiene sus aparatos los coloca y si digo algo. Oye papá. ¡Entonces cuando voy hablar con vosotros!. Es verdad, es la pura verdad, coño. Hay tantos adelantos que son buenos pero también malos.
  • Juan por cierto cuando has hecho referencia a los Testigos de Jehová, como lo llevabas con tu mujer que era de esa religión.
  • Pues bien, llegamos a un acuerdo de respetarnos así que ella repartía la Atalaya y yo el Mundo obrero. Y tan felices.
  • ¿Te acuerdas de nuestro viaje a Murcia y a Archena por los años 70?
  • Claro que me acuerdo, tu madre era una murciana de verdad, lo daba todo. Y cuando estuvimos en Murcia pa que decirte. El dia que en Archena nos llevaron a la Pensión del Tio Bartolo, veíamos al tío Bartolo por todos los sitios. Cuando por la mañana me levanto y veo a toda la gente con sábanas puestas que habían venido de los Baños de Archena. Les decía buenos días y todos Buenos días, jaja, parecían una procesión, toda la gente iba de blanco. Y es que cuando van a los baños venían protegidos con sus batas.
  • Juan tienes 90 años, has vivido mucho. ¿En tu larga trayectoria con que te quedarías?.
  • Con mi conciencia, lo más grande que tengo es que no me señalen con el dedo. No me he hipotecado con nadie. He visto compañeros que hemos hecho huelga y llorando me decía Navarro no puedo, tengo que pagar esto, lo otro. Yo me acuerdo cuando iba al pueblo me decían ¡Juanito qué ¿cómo tu hermano tiene coche, tiene torre y tú? Yo decía tengo un descapotable, una vespa que me lleva a todos los sitios, y tengo dos hijos.
  • Muchas gracias Juan, eres un ejemplo para muchos de nosotros.

José Ramón y Daniel se despidieron de Juan, que se había quedado en su domicilio con una asistente que le ayudaba a las tareas de casa. Había sido una mañana tierna, de lenguaje distendido, simpático donde dos generaciones se encontraron y compartieron  sus propias vivencias desde visiones particulares.

Dos generaciones la que vivió la guerra civil y la dictadura de la que ya quedaban pocos testimonios y  la que se incorporó durante los años sesenta a la lucha por un mundo mejor habían reflexionado sobre el mundo actual y la deriva de la sociedad  hacia el retroceso de las libertades y de los derechos sociales.

Gracias Juan, Vicens, Luis, y a tantas mujeres y hombres que hicisteis posible pudiéramos subir al tren de la libertad y de la justicia social donde otras generaciones continuarán ese viaje sin retorno  hacia un mundo mejor y más justo.

¡¡Hasta siempre!!!

 

Siembra algunas palabras compartiendo esta entrada...

Comments 2

  1. Lástima que personas como Juan, no haya mas; personas integras, fieles a sus ideales y que defienden los derechos a través de la bondad del ser humano:

    En los tiempos que vivimos y viendo lo que nos rodea, suena a utopía, pero esas utopías son las que nos llevarán a la verdadera libertad.

    Gracias José por compartirlo.

    Un abrazo.

    Àlvaro

  2. Juan, gracias por la narración de tu vida y de la lectura q haces de la historia, de esa historia que fuiste en ciertos momentos protagonista. Tu testimonio continuará en vivo por mucho tiempo, porque hemos de tener en cuenta, que a veces olvidamos nuestra propia historia vivida con otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*