Josep LLUIS FACERÍAS y la dignidad

Jose Molina Ayala Historias de la ciudad, Relatos 2 Comments

Ha transcurrido sesenta años de aquél verano de 1957 en el que Julián, Josico y yo fuimos testigos directos de la muerte en Barcelona del maqui urbano Josep Lluis Facerías en la mañana del 30 de Agosto de 1957 en una emboscada de la policía.

84

Josep Lluis Facerías

Aquella cruda experiencia en la que cruzamos nuestras inocentes miradas con la de un hombre que agonizaba quedó gravadas en los rincones más profundos de nuestra memoria. Memoria que los tres compartimos cincuenta años más tarde el 30 de Agosto de 2007 en el mismo lugar donde cayó abatido. Ese día los tres abrimos las compuertas de los recuerdos enterrados durante tantos años, saliendo a la luz nuestras infantiles miradas ante la violenta muerte de un hombre mientras descubríamos a los ochos años la vida jugando con los caracoles.

Escáner_20150825 (8)

30 Agosto 2007-Lugar donde cayó abatido Facerías

Los tres testigos después de aquel hecho seguimos los caminos que la vida nos deparaba y cada uno eligió su propia senda. Yo me incliné hacia la lucha social y política, manteniendo el interés por descubrir que había detrás de la vida de aquel hombre al que vimos morir. Con el tiempo descubrí que detrás de aquella mirada que se apagaba, había una vida digna de un hombre que luchó contra las desigualdades sociales, que participó en la guerra civil en la defensa de la república, que nunca se resignó ante la férrea y cruel dictadura franquista y que quiso vivir libre desde sus propias convicciones, como tantos miles de mujeres y hombres que lucharon por la República y contra la dictadura y quedaron en el camino por la defensa de una sociedad más justa e igualitaria. De todas y todos aprendí que era la dignidad como seres humanos la fuerza motriz que los conducía a sus propias liberaciones personales y colectivas, que no se doblegaban ante la adversidad a la que se enfrentaban con todas sus fuerzas preservando lo más profundo y valioso del ser humano, su propia dignidad.

8a2eabdc4269cf528a9b770278a38587
Esa dignidad que descubrí en mí mismo en la adolescencia, me llevó a compartir esa loable tarea con otras gentes por la justicia social, siguiendo así el deber ético de las generaciones pasadas que ayudaron a ir construyendo una sociedad mejor contra la opresión y las injusticias. Ese mismo sentimiento me condujo desde hace más de quince años a colaborar con los jóvenes anarquistas de la Marxa del Maquis cada 30 de Agosto a las ocho de la tarde en el lugar donde fue asesinado Facerías, asi manteníamos viva no solo su memoria, sino la de tantos anarquistas, comunistas, republicanos, que dieron sus vidas por una sociedad mejor y quedaron en el camino. Durante todos estos años lo hemos hecho con poesías, canciones y parlamentos desde el respeto a la diversidad de nuestras propias convicciones, sin que ninguna marca o sigla partidista quisiera adueñarse de un acto que es de todos.

Placa a Facerias-con flores- 21
Este año se cumplían los sesenta años de su muerte, vinieron al acto amigos de Murcia como gesto de solidaridad con la causa en la lucha por la libertad de las personas que no tiene fronteras. A partir de las siete y media de la tarde, unas doscientas personas acudieron al lugar, algunas asiduas y otras por primera vez, como la gran alegría de ver a mi nieto Eric de cuatro meses con la frescura innata de su tiempo. El día anterior con los amigos murcianos fuimos a ver a Paco Ibañez al Teatre Grec donde volvimos a cantar “A galopar, a galopar” y a revivir nuestros tiempos de revueltas cuando éramos más jóvenes. Para el acto preparé un escrito que leí ante los asistentes haciendo mención a la dignidad de los que dedicaron sus vidas a la lucha por la libertad.
“ Hoy, este acto en memoria de Josep Lluis Facerías, que junto a los jóvenes libertarios de la Marxa de los Maquis venimos realizando hace más de quince años se ha convertido en un acto de la recuperación de la dignidad de los que lucharon por una sociedad más justa e igualitaria.
Hoy, muchos de los que vivimos la lucha antifranquista y fuimos críticos con la transición política aún nos preguntamos.
¿Qué fue de esa transición tan modélica como algunos la calificaron que permitió amnistiar a los asesinos; que ascendió a los torturadores a altos cargos de responsabilidad y que prohibió recuperar a los desaparecidos en las cunetas, que impidió luchar por la república y que quisieron enterrar la memoria de los vencidos?
¿Qué fue de esa transición que perpetuó el poder de los herederos del franquismo y las castas dominantes que hoy se sienten más fuertes que nunca, que se han apropiado de la política y de las instituciones del Estado,inundados de corrupción, todo en nombre de la patria, ?
¿Qué se hizo con la voluntad de miles de mujeres y hombres que cayeron defendiendo la República contra el Golpe de Estado fascista, que fue de los miles de muertos, desaparecidos, exiliados..?
¿Qué se hizo con la voluntad de los miles de mujeres y hombres anarquistas, comunistas, republicanos que lucharon contra la dictadura soportando la represión, cárceles, muertes y torturas?
Muchos de los responsables políticos que negociaron estas nefastas condiciones de la transición, hoy cuarenta años más tarde están cobrando millonarias comisiones en los Consejos de Administración de las grandes multinacionales de los sectores estratégicos privatizados para ese fin.
Muchas de las conquistas sociales alcanzadas durante años de lucha hoy están siendo dilapidadas.
Por eso estamos aquí para recuperar la dignidad de los que dejaron sus vidas por la justicia social y fueron olvidados y maltratados por la historia oficial de los vencedores y por los medios en manos de los poderosos.
Dignidad que ni las balas, las cárceles, las torturas y las muertes nunca podrán enterrar. Porque la dignidad es lo único que les queda a los hombres y mujeres para luchar por su libertad”.

milicias3
El acto continuó con la intervención de Pepe Escámez venido de Murcia y en el que explicó su experiencia carcelaria como militante en su tiempo de la CNT, después intervino el historiador Ricard de Vargas explicando algunos rasgos de la vida de Facerías y de la guerrilla anarquista, a continuación siguieron  sendas intervenciones solicitando la solidaridad ante la condena a siete años de cárcel a una compañera en Alemania y la denuncia de la deriva de los derechos de acción sindical hacia el código penal, al final el cantante Jaume Arnella con su habitual simpatía interpretó un poema de Ricard de Vargas dedicado a Facerías.

!Hasta siempre amigos!

Pepe Molina

Barcelona, 30 de Agosto de 2017

Posdata, los que querais escuchar el acto del 30 de Agosto de 2017 en homenaje a Facerias os lo adjunto: https://archive.org/details/face_2017

Siembra algunas palabras compartiendo esta entrada...

Comments 2

  1. Gracias José por compartir, con los que no pudimos asistir este obligado acto de reconocimiento a los que lucharon , como tu muy bien dices por la dignidad de un pueblo, de unos seres que no se resignaron a lo que la historia les ofrecía.

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*