“De la Cataluña antifranquista a la República Catalana- Cap.IX- Contra el orden establecido?

Jose Molina Ayala Historias de la ciudad, Relatos Dejar un Comentario

La conversación entre Agustín y José Ramón derivó en aspectos espirituales y sobre todo surgió el papel de la Iglesia en la sociedad, cuestión que también Agustín se mantenía crítico. Los dos bloques de gentes aún se increpaban entre ellos, unos defendiendo la unidad de España y los otros reclamando la libertad de los presos políticos.

-Si estoy de acuerdo. La Iglesia se ha jerarquizado, y se ha convertido en un poder donde prevalecen los intereses particulares y de lucha por mantener sus propios privilegios. La Iglesia ha perdido sus esencias. Me gusta lo que hace Pere Casaldáliga y otros cristianos luchando por un mundo mejor. Pero en todo caso, ya sabes soy un hombre de orden, no me gusta violentar el orden establecido. Vengo de familia conservadora proveniente de la guerra civil, mis padres eran creyentes y se pusieron al lado del Alzamiento Nacional porque aquello era un caos de revueltas y de quema de iglesias.

-Si realmente, fue muy triste. ¿Nunca he llegado a comprender cómo unos hombres y mujeres pudieron llegar a odiar tanto a la Iglesia, que les llevara aquellas locuras? Algunos motivos les llevarían hacer aquellas barbaridades. Tal vez el hambre, la incultura, la manipulación y sobretodo que la Iglesia estaba al lado de los poderosos.También los terratenientes y la oligarquía pusieron todas las trabas posibles para que la justicia social no fuera posible en la República. Y sobre todo ahora que se habla tanto de rebelión por la cuestión catalana, recuerda que Franco se rebeló contra un poder legítimo y democrático, con las armas y con millones de muertos. Eso es una realidad que aún la estamos pagando. Entonces cuando hablas de orden establecido, me gustaría saber a qué orden te refieres?

-La sociedad igual que el cosmos, la naturaleza, nuestros propios organismos responden a un orden establecido que sigue sus propias pautas, y violentar ese orden es ir contra la propia naturaleza de las cosas. Si la naturaleza se ha dotado de ese orden divino que regula sus propias funciones, nosotros con las leyes regulamos nuestra convivencia y debemos cumplirlas.  Si no, sería un caos.

– Yo creo que el orden de las cosas responden a mantener el equilibrio de los elementos que la componen. ¿No crees que el cosmos es un caos ordenado?  Cada cosa, hasta las mas simples contienen fenómenos interiores de vida, átomos, electrones, células, moléculas con sus propias dinámicas y a veces contrapuestas unas a otras en luchas constantes. El orden consiste en la constante capacidad  de mantener en equilibrio todos esos elementos de que están formadas las cosas. Y mantener ese equilibrio requiere dejar fluir las fuerzas que aparecen como opuestas, no negarlas y reprimirlas pues entonces hay riesgo de quebrar ese orden y que las cosas dejen de ser lo que son.  La propia vida es una lucha constante de equilibrio homeostático de supervivencia de todos los elementos que la componen. En la selva los leones son los reyes e imponen su ley, el resto de animales desarrollan su instinto para sobrevivir frente a las fuerzas dominantes. Pero las personas ni son leones ni fieras y la naturaleza nos ha dotado de algo que se llama la razón para poder convivir entre nosotros.  Las leyes en un sistema democrático es un buen instrumento para regular nuestra convivencia, pero las leyes evolucionan al compás de las sociedades, y éstas también son cambiantes. Acuérdate que las leyes no por el solo hecho de ser leyes son justas, también responden a los intereses de las fuerzas dominantes que las imponen, recuerda la dictadura y los regímenes fascistas, muchos se dejaron la piel por luchar contra ellas.  Si no hubiera habido movimientos o luchas contra las leyes impuestas por los más poderosos, aún estaríamos en la esclavitud.

-Todo lo que tú quieras, pero yo prefiero el orden y la seguridad, no me gustan las aventuras.
-Creo que la mayoría está de acuerdo con que haya orden y seguridad pero no a costa de la libertad. Igual que tenemos que cuidar de nuestros órganos vitales cuando se ponen enfermos, pasa los mismo con las sociedades, cuando una mayoría se queja, quiere decir que algo funciona mal, hay que escuchar y atender sus reclamaciones para recuperar el ritmo de la sociedad. Si no atiendes a tiempo los conflictos, lo niegas  y lo reprimes corres el riesgo de hacerse irreversible.

-Pero el separatismo es un cáncer que hay que extirparlo como sea. Atenta contra la unidad de España. En estos tiempos de globalización no entiendo que la gente se quiera independizar.
-¿Te has preguntado por qué se ha llegado a esta situación? ¿Te lo has preguntado? Esa pregunta verdad que no te la haces, ni os la hacéis los que estáis defendiendo la unidad de España a toda costa. ¿Te has preguntado el por qué de los cuatro millones de firmas contra Cataluña? ¿Te has preguntado el por qué se cargaron el Estatuto de Cataluña? ¿Te has preguntado el por qué tanto odio hacia Cataluña? ¿Te lo has preguntado? No. No te lo preguntas porque ideológicamente estás de acuerdo con ese relato único fabricado de que España se rompe. Si el trato a Cataluña hubiera sido otro no se hubiera llegado hasta aquí.

– Es igual aunque se hubiera respetado a Cataluña, hubieran continuado con sus manías de irse de España. Te has hecho independentista?
-No Agustín, no soy independentista, si así te quedas más tranquilo. Ves esos dos grupos enfrentados, gritándose unos a otros. En el grupo de los lazos amarillos habrá nacionalistas, independentistas, cristianos, comunistas, anarquistas, republicanos, gentes sin ninguna adscripción que denuncian con lazos la existencia de presos políticos, y también habrá herederos del bando vencido de la guerra civil. Y en el otro lado, habrá gente nacionalista española, cristianos como tú, herederos del franquismo, de la guerra civil del bando vencedor. Y todo eso está ocurriendo después de más de ochenta años de una guerra que nunca tuvo que haber existido y de una dictadura que negó los derechos básicos de los vencidos.

-No vuelvas a la guerra civil. Eso ya es pasado, no remuevas la historia. Con todo eso que me quieres decir?
-Los vencedores nunca quieren hablar de la guerra porque ellos enterraron a todos sus muertos, protegen sus tumbas y veneran a sus líderes. Pero el estigma de vencedores y vencidos aún hoy está presente. El episodio de la guerra civil no está cerrado. Los franquistas aún mantienen la arrogancia de los vencedores negando la dignidad de los republicanos vencidos. Mantienen aún esa aureola de victoria en las estructuras de poder porque es la esencia de su identidad, la de una España única que excluye a las otras que también quieren ser pero desde sus propias realidades e identidades. ¿Cuantos años deben pasar para superar  la guerra civil? ¿Y cuantos años han de pasar para aceptar esta España diversa, plural, plurinacional? Cuantos?

-No lo sé. ¿Por cierto, también estás de acuerdo con teñir de amarillo Cataluña con lazos por playas, paseos y monumentos?.
-No, no me gustan los símbolos, ni los iconos, y me agobia ver lazos amarillos por todas partes. Pero me duele más que haya presos políticos inocentes en las cárceles con imputaciones falsas. Y la gente utiliza el amarillo como símbolo para la libertad de los presos. Presos y exiliados que necesitan el apoyo de la gente, pues se enfrentan a largos años de cárceles injustamente. Cuando los presos estén libres podré disfrutar de ver Cataluña limpia de lazos amarillos.

-¿Entonces si no eres independentista que haces al lado de los separatistas?
– Utilizas la palabra separatista en tono despectivo como lo hace el PP y Ciudadanos, y recuerda que no hay separatistas sin separadores. Los mayores separatistas son los de la Unidad de España, esa España única. Yo solo defiendo la democracia,  que la gente pueda votar y decidir libremente lo que quiere para Cataluña. Lucho por la República para decir basta no tanto al pueblo español con el que me une muchos lazos fraternales, sino a ese Estado corrupto, que se ha apoderado de las instituciones solo en beneficio propio, mintiendo más que hablan, utilizando la bandera como excusa. Pero la República debe ser decidida libremente por el pueblo catalán en una consulta con todas las garantías de información de los pros y contras. Cosa que hasta ahora no ha sido posible. Como también creo necesario un referéndum por la República en toda España. Ya sabes que la Monarquía nos fue impuesta como herencia del franquismo.

-¿Tú crees que la República lo arregla todo?.
-No. Hay que darle un contenido social y de progreso, con mecanismos constitucionales de control democrático,  donde la política sirva al interés general y al reparto equitativo de la riqueza y no a los perversos intereses partidistas.

– Que te parece Quim Torra de Presidente de la Generalitat? Con toda la mierda de twitters que le han sacado. Es una vergüenza.
-Me hubiera gustado que se hubiera investiendo a Carles Puigdemont, pues esa era la voluntad mayoritaria del Parlament, pero no lo dejaron. Me hubiera gustado que se hubiera investido a Sánchez, a Turull, pero tampoco ha sido posible. Que quieres que te diga? No conozco a Quim Torra, y si es verdad lo que dicen de sus twitters tampoco me gustan. Como tampoco me gusta que se utilicen esas miserias de mensajes que ahora corren por las redes sociales como “armas de destrucción masiva”.

-Por qué no te gustan?
– No sé por qué, pero parece que los twitters dan rienda suelta a lo peor del ser humano. La gente parece que canaliza sus impulsos mediante los twitters y los lanza al viento como si no pasara nada. Los insultos y vejaciones  nos trasladan a épocas prehistóricas donde los caníbales se devoraban entre ellos.

-Tu no utilizas el twitter?
-No lo utilizo.

– ¿Que te parece la sentencia de la Gurtel?. Vaya sinvergüenzas. Se les ha acabado la bicoca.
-Ciertamente, vergonzoso. Ya sabíamos hace años lo que se cocinaba. ¿Por cierto a quién votas ahora?.
-A Ciudadanos. El PP  para mí está caduco y lleno de corrupción. Esos jóvenes me parece que están limpios y tienen buenas intenciones.

– Ufff. Ciudadanos, los que nacieron para torpedear el catalán en las escuelas y dividir a las familias por la cuestión lingüística. Mis hijos han ido a la escuela pública, saben castellano y catalán sin ningún problema. Están viviendo del conflicto entre Cataluña y el Estado para sacarle rendimiento a su nacionalismo español. Para mí están intentando fracturar la convivencia en Cataluña solo por el beneficio electoral en España. ¡Verdadera vergüenza!.

– Pues yo no lo veo así. Estos independentistas van a piñón fijo y no les importa nada más.
– Ciudadanos solo saben echar gasolina al fuego, incendiarlo todo para provecho propio  con el afán de llegar al poder. Ciudadanos no puede llegar a gobernar España, sería una catástrofe a todos los niveles, no solo por el conflicto territorial sino por su naturaleza ultranacionalista que expanden por todo el territorio. España necesita grandes estadistas de un lado y otro para suavizar el conflicto y encontrar una solución pacífica que relaje las tensiones y no echar más leña al fuego pues eso nos llevaría realmente a una situación irreversible. Por cierto, ¿Qué te parece la moción de censura que ha propuesto Pedro Sánchez del PSOE?.

– Me parece totalmente oportunista y electoralista para salvarse de su inanición. Ellos también están llenos de corrupción en Andalucía.
– ¿Te acuerdas de Miguel que estaba con los socialistas? He quedado con él la semana que viene. Al margen de estas cuestiones políticas ¿Cómo está tu mujer y tus hijos? ¿Y los nietos?
-Bien, mi mujer y yo jubilados. ¿Y tú tienes nietos?.
-Tengo un nieto precioso, ya sabes la vida sigue su curso. Bueno Agustín, me alegro de este encuentro, nos hemos encontrado con este escenario de enfrentamientos que están al orden del día. Espero que cuando nos volvamos a ver las cosas hayan mejorado y el orden, la seguridad y la libertad puedan convivir juntas sin excluirse una a la otra.
-Eso espero, me alegro que mantengamos nuestra amistad aun con  las diferencias ideológicas entre nosotros.
-Esa es la base de la convivencia. No puede ser de otra manera.

Los bloques enfrentados ya se habían disuelto durante la conversación entre Agustín y José Ramón. Se despidieron cordialmente a la espera de otro encuentro futuro (continuará).

Subir archivos

Siembra algunas palabras compartiendo esta entrada...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*